viernes, 16 de julio de 2010

Beso

1. Ya no quedan más princesas con la boca de fresa,
de las que enamoran cuando besan,
ya no les interesa.
Esas que hacen que te estremezcas,
al mostrar toda su belleza.
Esas que cuando giran la cabeza,
tumban almas con delicadeza.
Ya no les interesa, ya no quieren ser princesas,
ya el romanticismo se fue de la fiesta,
se acuesta y se deja llevar por la pereza.
Se perdieron las princesas de las lágrimas de tristeza.

Xa tornaron as princesas do recendo a cereixa,
das que fan escapar pola fiestra,
desas co pel do tacto da seda.
Xa tornaron as princesas co voo das bolboretas,
ás que saben mais cas meigas,
ás que son mais belas cas geishas.
Esas que relocen como as estrelas
e que debuxan o que semella un gran lenzo de tea.
Xa tornaron as princesas coa boca de framboesa,
desas que fan da túa vida unha inmensa riqueza,
ás que non rexeitan,
ás que queren con franqueza.

Xa tornaron tódalas princesas, las de la boca de fresa.

2. Un enlace entre unos labios desnudos, expectantes y otros vestidos de carmín, preparados. Un movimiento suave los aproxima hacia el contacto, mientras la lujuria espera deseosa de poder desatarse. El tiempo se cristaliza y sesgado intenta seguir su incesante ritmo sin conseguirlo. Se rompe el equilibrio que mantiene la estabilidad. En ese momento se repelen como partículas de igual carga, sin llegar a tocarse. Nunca pensó que un beso pudiera costarle la vida. La experiencia le sirvió para no cruzar más calles con los ojos tapados por vendas. Sin más, ambos acaban cada uno por su lado, sin saber lo que ha pasado y sin recordar de qué manera habían llegado allí. Parece ser que era cierto que hay personas que despiertan después de un beso.

3. - Hola, hola, caracola. Venimos para traerte un producto revolucionario. ¿Estás harto de descansar mal y despertar de mal humor? ¿Llegas al trabajo con ganas de meterle un mocasín por el culo a tu jefe? ¿Te sientes alicaído y con la moral por los suelos? No te preocupes, tenemos la solución, es besos.
- Gracias, Jim. Ya lo han oído, dejen atrás sus problemas y compren besos. Ponga besos en su vida y notará como esa sensación de pesadumbre desaparece de inmediato.
- Por supuesto, Caroline. Pero eso no es todo, ahora y como oferta especial por la compra de besos se llevará de regalo dos prácticos abrazos, para no pasar frío en invierno. Llame ahora al teléfono que tiene en pantalla y no se arrepentirá.
- Doce de cada diez esquizofrénicos recomiendan besos. Besos, de venta en cualquier frenopático.

PD: En el útimo hay que ponerse en situación. ¿Por qué siempre se llaman Jim y Caroline? Sigo en mis intentos perdidos con la poesía, ahora en bilingüe. Al segundo hay que darle una vuelta de tuerca. Disfruten los besos.

3 comentarios:

  1. El primero obviamente es muy bueno. El segundo es impresionante. Lo he tenido que leer un par de veces y percatarme de la pd para encontrarle un 'buen' sentido. El tercero ha sido la nota graciosa, y es que al mismo tiempo que toca el tema del beso hace comedia en base a los absurdos de la teletienda. Genial los tres en resumen.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No parece que he pedido la palabra, verdad?

    Bueno, gracias por tu comentario, siempre demasiado benevolente.

    ResponderEliminar
  3. 1 y 2 me han encantado. Felicidades

    Y sí, ya no quedan princesas ni durmientes, ni príncipes ni sapos.

    La mula se cansó de la noria http://www.youtube.com/watch?v=7wdc7h2ZPRM&p=919FFD9C44DB5417&playnext=1&index=54

    ResponderEliminar