lunes, 14 de septiembre de 2009

Nada

1. Sea la negación del ser que es no ser por definición, sea como sea. Cuando todo haya quedado en un punto y no nos quede más que dar las gracias, el mismo ser que no será de todo corazón dirá de nada y nada quedará por decir

2. Entre tanta sinrazón, tantos gritos y hostilidad entendió por fin algo que nadie le había explicado. Estaba convencido de que lo más duro no es añorar la compañía, el aliento, el sonido y la vida. No. Lo verdaderamente duro es añorar la nada.

3. Hay quien busca la nada allá donde el Universo se precipita por expandirse. Afana su vida en que una onda no rebote, en que un haz no sea devuelto, en que una función alcance ese misterioso lugar donde el número ocho está tumbado. Hay científicos clarividentes con décadas de estudios que se ven limitados por su propia anatomía, encerrados en una mente finita incapaz de ir más allá de las elucubraciones sobre lo que podría ser la infinitud o la periodicidad. Hay mentes brillantes que quedan absorbidas en la incomprensión de lo más elemental, quedan atrapadas en el patio de juegos de la lógica, quedan cautivas con cuestiones ante las cuales la mente más llana quedaría exactamente igual de cautiva, ni más ni menos. Hay mares de inteligencia volcándose en un absurdo. Exploradores que han recorrido los límites de su propio ser.
¿Y qué han hallado al fin? Pues eso…

4. Sucedió como cuando dices una impertinencia en la mesa y tu madre dice “Come”, o cuando preguntas sobre el sentido de la vida mientras te acuestas y tu madre dice “Duerme”.
O quizás no sucediera exactamente así.
Él estaba muerto de frío cuando le preguntó a su madre por lo que les depararía su futuro al otro lado y ella contestó “Nada”.

5. –Oye, Juan, ¿tú mañana vas a estar todo el día pescando?
-Sí, ¿por qué?
-No, por nada.

6. Aquella gota de agua estaba cruzando el Océano Atlántico a braza. Y ahí es nada.

7. En mitad de la noche, cuando tu brazo se haya quedado dormido e intentes levantarlo sin conseguir que se mueva un ápice; cuando tus ojos de par en par no sean capaces de atraer el más mínimo atisbo de luz; cuando tu respiración no encuentre algo que la detenga, ni tus palabras un oído que las escuchen; cuando puedas patear el viento y tu espalda sea el único nexo que te une a la realidad y la cama, entonces y sólo entonces estarás en mitad de la nada.

9 comentarios:

  1. Te has salido tío, me encanta (y me he descojonado con el 5.)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Curro. Tú siempre tan atento ;).

    ResponderEliminar
  3. Nada da mucho juego al poder incluir en los textos todas las frases hechas que tiene.

    Por cierto el primero me gusta más que el texto con el que abrí esta palabra y mira que es un texto que me gusta.

    ResponderEliminar
  4. Pero a ver, esta palabra ya no estaba analizada?, se vale repetir?

    ResponderEliminar
  5. Porra mía, siempre te gustan más mis textos que los tuyos. Así no se vale.

    P.D: Oye, Yo, tú no te has parado a leer de qué va esto, ¿verdad? :D
    Es sencillo: en un principio Redry pensó crear el Diccionario proponiendo una palabra a sus colegas escritores y que todos dieran una definición. La palabra escogida fue Árbol. Los primeros fuimos Daen00, el pequeño de los Baena, Redry y yo. La gente se fue animando.
    La idea era que las palabras se escogieran entre todos y se fueran cambiando cada cierto tiempo. No obstante todos podíamos escribir mil veces sobre una misma palabra, no escribir sobre la que quisiéramos y rescatar palabras antiguas.
    La palabra Nada fue elegida de forma oficiosa, sin votación ni nada. Pero como nadie ha puesto pegas, pues así se queda. Además, en el margen de la izquierda tienes todas las palabras que se han escogido. Si quieres leer textos antiguos puedes bucear por el blog.
    ¡A mandar!

    ResponderEliminar
  6. Antonio hoy me he sentido como en el colegio, cuando el profe me regañaba cuando no entendía algo, snif snif. Pero vale lo he entendido

    ResponderEliminar
  7. Esta perfecto, y no pasa nada por lo de la palabra, un dia de estos me pongo y actualizo el blog y el foro.


    Puto vago que soy...

    ResponderEliminar
  8. El día que te regañe me mandas a tomar por saco.
    Es totalmente normal que no lo supieras, yo te lo decía para introducirte en el mundo del blog ;). Afortunadamente nadie nace sabiendo.

    ResponderEliminar
  9. Hola:

    Hemos visitado tu página y pensamos que podría ser interesante intercambiar banners o enlaces con la nuestra.

    Si estás de acuerdo, puedes visitarnos en Escritores Negros (http://escritoresnegros.blogspot.com) o ponerte en contacto con nosotros en escritoresnegros@gmail.com

    Un saludo.

    ResponderEliminar