sábado, 21 de noviembre de 2009

Soledad

Nacemos ante la expectante mirada de aquellos que han querido vislumbrar un nuevo comienzo, damos nuestros primeros pasos ante la atenta mirada de los que un día nos dieron un nombre, pronunciamos nuestra primera palabra en el mismo instante en el que una sonrisa y un rostro de felicidad se acerca para agradecer que sea a él o a ella al primer ser que quisiste hacer mención...

Logramos leer la primera palabra a lo que acompaña una enorme felicitación del "padre/madre o tutor", conseguimos contar nuestros primeros números, con lo que arrancamos un "muy bien" de la persona encargada de tan "arduo" trabajo...

Escribimos largas redacciones y realizamos enormes operaciones matemáticas al tiempo que nos asocian un número, (Racional) entre 0 y 10. Combinan esos elementos, y terminamos apareciendo en las largas listas que nos dan acceso a algo mas. Colegio e institutos dan paso a Universidad, trabajo... Pero llega el amor, y no estás solo, el amor todo lo puede, el amor... una caricia, un gesto, una mirada... y llega la primera bronca, y llega el último "lo siento", la última excusa, el último lamento...

Recordamos ahora la primera vez que contamos, la primera vez que aprobamos un examen, la última vez que alguien te miró, la última vez que alguien te amó... Ahora si anhelas la compañía y aunque esta sea inexistente la deseas, pues es la compañía de nadie el consuelo del solitario.


Pd: Para el que no quiera leer el texto, dejo aquí un breve resumen.

Estado del ser humano a lo largo de la vida:




Siendo i el instante y m la muerte.


Saludos de un humilde solitario.

6 comentarios:

  1. Me encanta la facilidad con la que expresas las cosas. Lo dejas todo muy claro.

    Mis fichajes siguen dando guerra, muahahaha.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya límite! No quisiera obtener ese resultado... ¡las matemáticas te pueden! Y que así lo hagan...

    Un 11·sqrt(-1), para que no esté ni entre 0-10 ni sea racional. xD

    ResponderEliminar
  3. A mí me ha encantado. Valoro muchísimo que alguien sea capaz de decir lo que quiere de forma clara y directa.
    Muy buen texto, mozo.

    ResponderEliminar
  4. Te felicito especialmente por haber plasmado un texto (y una idea) en forma de ecuación matemática de una manera tan sublime. De verdad que es acojonante el límite ese. ¿Serás capaz de hacerlo más veces? Me encantaría

    ResponderEliminar
  5. Con estos comentarios da gusto escribir, gracias a todos.

    ResponderEliminar